Guerra descolonizadora de Indochina

Un acontecimiento disparador de la lucha de esta primera fase lo constituyó la ocupación japonesa de las colonias francesas de 1940 a 1945.

add
B@UNAM

Guerra descolonizadora de Indochina

Surgimiento del nacionalismo

Desde el inicio de la colonización francesa en la región de Indochina empezó a desarrollarse un sentimiento de  identificación  y valoración de  la cultura, de las tradiciones  y las lenguas  propias de la región, en contraste con la cultura occidental que el colonizador trataba de imponer.

Existía una gran contradicción en el sistema educativo implantado por los franceses, que mientras obligaba a estudiar los Derechos del hombre y del ciudadano, impedía acceder a puestos de representatividad y de dirección a los nativos. Además, este nacionalismo se había visto reforzado con el conocimiento adquirido por varios jóvenes de las colonias en sus estancias de estudio o de trabajo en la metrópoli, de las luchas nacionalistas llevadas  a cabo en países europeos, particularmente de Francia, entre otros factores. Prominentes políticos, futuros líderes y fundadores de partidos políticos  empezaron a incorporar en su discurso político conceptos como autodeterminación, liberación nacional, democracia, etc. El ejemplo más significativo lo encarnó Nguyen Ai Quoc (1890-1969) alias Ho- Chi Minh, máximo líder y fundador, en 1930, del Partido Comunista Indochino, estratega, teórico y guerrillero del movimiento de liberación nacional vietnamita.

Así, cuanto más se accedía a la cultura francesa, más insoportable se hacía el estar dominados por una minoría europea. La corriente nacionalista se acentuó en las primeras décadas del siglo XX, cuando varios acontecimientos estuvieron presentes; por ejemplo, el triunfo de los japoneses frente al poderoso imperio ruso en 1905, que significó el hecho de que un pueblo asiático derrotara a una potencia imperial europea.

Influyeron también las ideas y las luchas de liberación de otras colonias del continente asiático como fueron los casos de India y Pakistán (1947) y de Birmania e Indonesia (1948), entre otros.

No solamente un grupo de intelectuales apoyaban esta corriente, sino también grandes sectores sociales marginados económica, social, política y culturalmente, que sufrían las medidas discriminatorias y racistas aplicadas por el colonialismo. A través de sociedades secretas se promovió el pensamiento nacionalista panasiático y se empezaron a organizar milicias armadas.

Las dos guerras mundiales

Estas conflagraciones desequilibraron el poderío que detentaba Francia tanto en su posición europea como en el mundo colonial. Su hegemonía económica, militar y política se vio afectada; los colonizados veían con asombro las derrotas sufridas y se percataban de la vulnerabilidad de los colonizadores. La ocupación nazi de Francia en 1940 representó un parteaguas en el predominio colonial francés. Al instalarse en Francia el gobierno de F. Petain, colaborador de la Alemania hitleriana, la política colonial se hizo más autoritaria y represiva hacia los movimientos y partidos políticos nacionalistas, entre los que destacaron el Partido Nacionalista Vietnamita, inspirado en modelos chinos y japoneses, y el Partido Comunista de Indochina, organizaciones que impulsaron la participación política no solamente en las ciudades sino también en las zonas rurales.

Wikimedia commons

La expansión del socialismo

El triunfo de las revoluciones socialistas en la URSS (1917) y en China (1949) puso en alerta a las potencias occidentales que veían amenazados sus principios capitalistas y su hegemonía mundial, además de considerar a los comunistas como los principales enemigos del régimen colonial. Por el contrario, los nacionalistas de Indochina veían en estos procesos una vía para obtener su liberación. Después de 1930, el Partido Comunista de Indochina organizó los soviet, campos agrícolas de propiedad colectiva con capacidad de gestión autocomunitaria, y campañas permanentes de alfabetización que tuvieron gran importancia en la politización y movilización de la población campesina, grupo predominante en aquella sociedad.

Fases del proceso emancipador de Indochina

Primera fase: Ocupación japonesa (1940 – 1945)

Un acontecimiento disparador de la lucha de esta primera fase lo constituyó la ocupación japonesa de las colonias francesas de 1940 a 1945, invasión que mantuvo la administración colonial francesa, pero sometida a la autoridad nipona.

Wikimedia commons

En ese contexto, Ho Chi Minh organizó un frente amplio de carácter nacionalista, denominado el Vietminh o Liga para la Independencia compuesto por  campesinos, obreros, pequeños burgueses, y burgueses nacionalistas, y constituyó un  numeroso ejército con amplio respaldo popular que lo habilitó para enfrentar a los japoneses, ante la debilidad de las autoridades coloniales. En 1945, tras los bombardeos de Hiroshima se dio la capitulación de los japoneses y en ese momento Ho Chi Minh creó el Comité Nacional de Liberación que declaró  primero la independencia y el 2 de septiembre de 1945  la República Democrática de Vietnam, es decir, se proclamaba la liberación nacional y la revolución social.

Meses antes, el rey de Camboya, N. Sihanouk, manifestó la independencia de su nación, y en septiembre del mismo año, el movimiento del Pathet Lao hacía lo mismo en Laos. De esta manera los nacionalistas de Indochina se adelantaron a un posible retorno de los franceses.

Segunda fase: Restablecimiento del dominio francés e independencia (1945 – 1954)

La segunda fase del conflicto se dio de 1945 a 1954, a partir de la Conferencia de  Postdam, (reunión entre los jefes de Estado de los países aliados para tomar decisiones sobre la política de post-guerra) que dio carta blanca para que las potencias recuperasen sus antiguas colonias y promovió que tropas chinas se establecieran en el norte de Vietnam para ayudar a la expulsión de los japoneses. Fue  entonces cuando  los franceses ocuparon militarmente el Sur de  Vietnam para restablecer el poder colonial. En el escenario político de la región aparecía  un nuevo actor: China, país que se encontraba en guerra civil entre los comunistas y los nacionalistas del Koumintang. Estos últimos habían invadido Vietnam para controlar el movimiento del Vietminh  que era afín a sus contrincantes.

Ante esta situación, Ho Chi-Minh optó por conseguir, a través de la vía diplomática, que Francia reconociera su autonomía a cambio de formar parte de la Unión Francesa. Sin embargo, existían fuertes intereses detrás de la política del país galo que impedían llegar a un acuerdo, a pesar de que se vislumbraban  las dificultades de una guerra en un país tan distante y de constatar la ambigüedad de la política de los estadounidenses que, por un lado pregonaban el fin del colonialismo, pero por otro, veía lo ventajoso de utilizar a  Francia como una barrera en la expansión del comunismo. Sin embargo, era primordial recibir créditos de los Estados Unidos para renovar su economía deteriorada por los gastos militares, conseguir el carbón alemán, controlado entonces por los estadounidenses para incrementar su producción industrial y convertirse en una nación de contrapeso para evitar el rearme de Alemania. Existían además, las peticiones de los colonos que no se resignaban a dejar sus propiedades y empresas, así como las reivindicaciones de  militares y de grupos conservadores que soñaban con la reconstrucción  del imperio francés.

Wikimedia commons

Esos argumentos pesaron en el gobierno  del general Charles de Gaulle, las negociaciones se suspendieron y  la guerra se desencadenó con el bombardeo que, desde buques galos, se hizo al puerto norteño de Haiphong. Los primeros combates favorecieron a los franceses, mientras el Vietminh aplicaba ataques esporádicos y preparaba silenciosamente a un sólido ejército popular convencido de la lucha anticolonial que emprendía, por medio  de una organizada guerra de guerrillas.

Francia organizó un gobierno autónomo en el Sur encabezado por el emperador Bao Dai para contrarrestar la fuerza del Vietminh, que para 1949  recibía el apoyo del gobierno comunista triunfante en China y de la Unión Soviética. Por su parte, los Estados Unidos, sostenían financieramente esta guerra, más por combatir al comunismo que por ayudar a Francia. A partir de que los dos bloques intervinieron en el conflicto, éste, al igual que la guerra de Corea (1950-1953) formó parte de la problemática de la guerra fría.

Aplicando una táctica de ataque lento y de gran desgaste, el Vietminh, después de haber sitiado por cinco meses,  derrotó a los franceses en el fortín de Dien Bien Phu el 7 de mayo de 1954, revés de gran significado para una potencia militar occidental.

Con la Conferencia de Ginebra, a la que asistieron los actores involucrados más Camboya, Laos, los  Estados Unidos, China y la Unión Soviética, se obtuvo el alto al fuego. Vietnam fue dividido en dos por el paralelo 17; al norte el Vietminh  y al Sur los franceses. Se reconoció  la independencia y se acordó que en 1956 se celebraran elecciones y se unificara el país. La península quedó conformada por los Estados de:

Laos, Camboya, República Democrática de Vietnam del Norte y la República de Vietnam del Sur.

Así se dio fin a un  conflicto costoso en vidas humanas y materiales y con graves consecuencias políticas; el Vietminh quedó insatisfecho por no haber logrado la unificación, los Estados Unidos avivaron esta división al instalar el régimen de Ngo Dinh Diem que detonará una nueva confrontación.

Paralelamente, en 1954, se celebró en la ciudad Indonesia  de Bandung una conferencia de 29 países de Asia y África que afirmaron su neutralidad con respecto a los bloques (países no alineados) y su apoyo a los movimientos anticolonialistas.

Autoevaluación

En el siguiente mapa ubica estos lugares: 1. Organización de soviets, 2. Batalla de Dien Bien Phu 3. División del Paralelo 17.

Señala por qué son importantes en la historia de la descolonización de Indochina, explica el contexto, las causas y consecuencias de los acontecimientos que representan. Una vez que hayas resuelto la actividad, verifícala con la siguiente rúbrica. rúbrica description .

menu