Migración forzada a Estados Unidos, siglos XVII-XIX

La mayor parte de los esclavos trabajaban en plantaciones de algodón, tabaco, azúcar, arroz y añil o en grandes granjas.

add
B@UNAM

Migración forzada a Estados Unidos, siglos XVII-XIX

Introducción

A pesar de que durante los primeros años de la colonización británica en América había suficiente fuerza de trabajo generada por los inmigrantes, para cubrir las necesidades de mano de obra en las nuevas empresas agrícolas (plantaciones), manufactureras y en el servicio doméstico, entre otras rudas labores; se trajeron y esclavizaron primero cientos de indios, y después miles de africanos. Especialmente en las colonias del Sur y en las antillas inglesas se ocupó mano de obra esclava para aumentar la producción agrícola. Aunque la esclavitud de africanos durante el siglo XVII en las Trece colonias (cerca de 4,000 a finales del siglo) contrastaba con este sistema en el Caribe que rebasaba en el mismo periodo los 100,000 esclavos, es significativa e importante en su conformación multicultural de Estados Unidos.

Esclavos africanos

A partir de la segunda mitad del siglo XVIII y sobre todo durante el XIX que la esclavitud en los Estados Unidos se convirtió en un asunto de gran importancia, sobre todo en los Estados del Sur. Dada la eficiencia y productividad del trabajo esclavo, la posesión de por vida de éstos seres humanos, así como lo poco que costaba adquirir a uno de ellos, en el siglo XVIII, provocó, la compra de numerosos hombres por los estadounidenses.

A pesar de que en 1808 terminó legalmente el tráfico de esclavos provenientes de las costas africanas, siguió ingresando un número considerable a través del contrabando. Esto ocasionó un aumento descomunal del precio de los esclavos y generó un importante tráfico dentro de los Estados Unidos; cuando alguna región entraba en crisis económica, la mano de obra servil era desplazada y vendida en otras regiones.

Desarrollo de la esclavitud en los Estados Unidos (1776-1860)

Años Población totalEsclavos% de la población total
17762,750,000300,00010.90
17903,929,000697,68117.74
18005,297,000893,60219.86
18107,224,0001,191,36216.49
18209,618,0001,538,02214.95
183012,901,0002,009,04315.57
184017,120,0002,487,35514.52
185023,261,0003,204,31313.77
186031,513,0003,953,74512.54
Fuente: Medina Castro, M. (1978). ) Los Estados Unidos y América Latina. La Habana, Premio Casa de las Américas.

No obstante el gran número de esclavos en la Unión Americana, nunca constituyó más de un tercio de la población total, salvo en los Estados de Carolina del Sur, Misisipi y Luisiana, que representaban más del 60%.

La mayor parte de los esclavos trabajaban en plantaciones de algodón, tabaco, azúcar, arroz y añil o en grandes granjas. Sin embargo, también desempeñaron otras labores como artesanos, albañiles, ladrilleros, toneleros, sirvientes domésticos, mineros, obreros, y se les ocupaba en aserraderos, vapores y comercios.

Vale resaltar la preponderancia del trabajo esclavo en las plantaciones algodoneras. El crecimiento de la industria textil en Inglaterra y el invento de la despepitadora de la semilla del algodón a principios del XIX provocaron que este producto invadiera los campos de Luisiana, Carolina del Sur, Georgia, Alabama y Texas. El descomunal éxito de los cultivos provocó gran demanda de trabajo esclavo y el enriquecimiento de la región.

A partir del siglo XVII se dictaron diversas medidas para el control y sometimiento de los esclavos: recompensas o muerte a esclavos fugitivos, se les prohibió portar armas y hacer reuniones, no podían aprender a leer y a escribir y se castigaba al esclavo que permanecía cuatro horas fuera de la plantación, además de otras restricciones que fueron recrudeciéndose conforme aumentaba el número de africanos. Se les consideraba como una propiedad inmueble que podía ser comprada, vendida, heredada, donada, hipotecada o alquilada.

A mediados del siglo XIX, el empleo del trabajo esclavo en las plantaciones del Sur causó serias controversias con los Estados industriales y comerciales del Norte. Una de las principales banderas para los republicanos norteños durante la Guerra de Secesión fue la denuncia de las condiciones de explotación de los esclavos, respaldadas por su interés de liberar a una importante mano de obra y convertirlos en potenciales consumidores.

La abolición de la esclavitud se dio al término de la Guerra, gracias la Constitución de 1865. Al año siguiente se otorgó a los trabajadores negros el derecho a voto, no obstante siguieron existiendo leyes segregacionistas en diferentes Estados que prohibían su participación en diversas actividades.

Pero no toda la población negra en los Estados Unidos era de esclavos. Existían los llamados “negros libres”, que contaban con algunas prerrogativas, pero aún así, no gozaban de muchos derechos del ciudadano común. La mayoría vivía en los estados del Norte y desempeñaba arduos trabajos no especializados, en la industria, la construcción, la minería, entre otros.

Las condiciones de explotación de los esclavos variaron según la zona, la época, el carácter del dueño y el tipo de trabajo, lo que provocó rebeliones de esclavos que fueron duramente reprimidas.

Pese a las represiones, la comunidad esclava preservó cierta unidad cultural. La familia fue uno de los mecanismos más importantes de sobrevivencia, al sortear las separaciones por venta de algunos de sus miembros, además de representar un medio para preservar tradiciones, valores y creencias.

Conclusiones

La migración forzada más importante de la historia es la millones de africanos, que obligados a cruzar el Atlántico fueron vendidos como esclavos en países como Estados Unidos, aunque sólo representaron el 30% de la población su contribución económica, especialmente en las plantaciones sureñas fue fundamental, pero sus condiciones de vida y trabajo eran deplorable. A pesar de que en el siglo XIX se les fue concedida la libertada, carecían de muchos derechos y sufrían segregación, pero hoy se les considera una importante parte de la identidad norteamericana.

Autoevaluación

Instrucciónes. Lee con detenimientos los siguientes testimonios de esclavos africanos en Estados Unidos, además retoma el contenido estudiado y después completa el siguiente texto:

Testimonios

Elwood Harvey: Virginia, diciembre de 1846.

… y de repente presenciamos una subasta pública de esclavos, a quienes se les dijo que no los venderían. Los reunieron frente a los barracones, a la vista de la multitud ahí congregada. Después de liquidar la propiedad se escuchó la estrepitosa voz del subastador: “¡Traigan a los negros!”

Una sombra de desconcierto y de temor invadió su rostro ... Cuando por fin cayeron en cuenta de la horrible certeza de su venta, y de que jamás volverían a ver a sus familiares y amigos, el efecto fue de una agonía indescriptible.

Algunos ancianos fueron vendidos por entre trece y veinticinco dólares. Resultaba doloroso ver a los viejos, doblados por años de arduo trabajo y sufrimiento, ponerse de pie para ser objeto del escarnio de brutales tiranos…

… tenía dos hijos que pertenecían a la finca: hijos pequeños. Él obtuvo la promesa de que no los venderían. Le preguntamos si eran sus únicos hijos. Respondió: “Son los que me quedan de ocho.” A otros tres los vendieron al Sur y jamás volvió a verlos o a saber de ellos.

Fuente: Dos historia de esclavitud. Tr. Laura Emilia Pacheco Tomado de: http://www.letraslibres.com/mexico-espana/dos-historias-esclavitud

Moses Grandy : Carolina del Norte, 1843

"Me llamo Moses Grandy. Nací en el Condado de Camden  en Carolina del Norte.Creo que tengo 56 años. Me acuerdo de cuatro de mis hermanas  y de cuatro de mis hermanos, mi madre tuvo otros hijos que murieron o fueron vendidos antes de que yo pudiese conservar recuerdo de ellos. Yo  era el menor.

La mujer del amo se opuso a que me vendieran, pero el amo vendió a mi hermanito, que era más pequeño. Mi madre loca de dolor, trató de impedir que se llevaran a su hijo, pero la golpearon hasta que cayó al suelo y se desvaneció. Cuando recobró el conocimiento su hijo había desaparecido .Gritó desesperadamente  y por este motivo el amo la ató a un duraznero del jardín y la azotó...

Mi joven amo y yo teníamos la costumbre de jugar juntos, teníamos solo dos días de diferencia. Su padre decía  siempre que me daría a él. Cuando murió, en efecto, pasé a pertenecer a mi joven amo que se llamaba James Grandy"...

Fuente: https://sites.google.com/

Palabras:

NorteaméricaÁfricaAlgodónSometimientoGuerraSegregacionistasObjetosFamiliaresSaberDesarraigoSufrimientoAzotadaXIXForzada

Aunque en un primer momento las 13 Colonias de _____________ no requirieron mano de obra extra, hacia finales del XVII los territorios del sur comenzaron a utilizar de manera extensa esclavos provenientes de _____________, dado su alta productividad y eficiencia. La mayoría trabajaba en plantaciones de tabaco y _____________, por el aumento en la demanda de materia prima para manufacturar prendas. Conforme fue aumentado el número de esclavos, se incrementaron también las medidas de control y _____________ (restricciones punitivas, castigos y reprimendas crueles). La _____________ de Sesión abolió la esclavitud en Estados Unidos, pero esta población siguió sufriendo discriminación, por las leyes _____________.

Los testimonios nos muestran que los esclavos eran percibidos y tratados como _____________, ya que pueden ser comprados y vendidos. Los negros, eran separados de sus amigos y _____________, sin importar su parentesco (madre-hijo) o su edad, y la única certeza que tenían era que jamás volverían a verse o _____________ de ellos. El traslado a otros lugares implica un cruel _____________ . Después de varios años de arduo trabajo, en los cuerpos de los esclavos se refleja el _____________ , al que fueron sometidos. Por ejemplo, Grandy destaca que su madre fue _____________ por tratar de impedir la venta de su hijo más pequeño. Ambos relatos son de siglo _____________, y nos muestra sucintamente la migración _____________ más importante de la historia.

menu