Proceso de escritura formal

Cuando la escritura se refiere a hechos más o menos objetivos, puede ser una actividad más exigente ya que necesitaremos buscar datos en algún lugar donde se genere información.

add
B@UNAM
CUAED

Proceso de escritura formal

La tarea de redactar textos que se conciben para cumplir propósitos comunicativos menos personales, por lo general exige que quien escribe tome una distancia respecto del tema.

Por ejemplo, al escribir un relato del yo, el autor relata sucesos de su propia vida, así como sus experiencias personales, pues se trata de un texto centrado en la persona, el individuo, es decir, el autor mismo. No obstante, cuando la escritura se refiere a hechos más o menos objetivos, puede resultar una actividad más formal, pues necesitaremos buscar datos en algún lugar donde se genere información, ya sea en un documento, una entrevista, un video o película, o el suceso mismo mientras éste transcurre.

En cambio, si lo que escribiremos está socialmente determinado, es decir, si se trata de géneros definidos, hay una serie de características que deberemos considerar. Por lo tanto, la escritura se vuelve más exigente y es conveniente seguir un proceso que incluye los siguientes pasos:

  1. Planeación del proceso de escritura
  2. Redacción del borrador (textualización)
  3. Revisión y corrección del escrito para entrega formal

Paso 1. Planeación de la escritura de un texto.

La planificación del proceso de escritura consiste en definir una serie de aspectos esenciales que se encuentran relacionados entre sí, a saber:

¿Cuál es el propósito del texto que redactaremos?

¿Qué tipo de texto tiene las características necesarias para ayudarnos a cumplir ese propósito?

¿Quién es el destinatario del texto que redactaremos?

¿Qué tipo de relación quiero establecer con el destinatario y por consecuencia qué tipo de lenguaje utilizaré en el escrito?

Paso 2. Redacción del borrador (textualización).

Consiste en elaborar el texto que se pretende redactar. Por lo que en esta etapa es necesario tomar en cuenta aspectos tales como la adecuación (concordancia entre tipo de registro de lenguaje que se utilizará, destinatario y propósito del texto), la coherencia (relación lógica entre las ideas del texto), la cohesión (mecanismos sintácticos y semánticos para articular las diversas partes del texto) y los aspectos gramaticales del texto (Martínez Montes 1, 2007).

Implica también atender a las características del género o tipo de texto que se elaborará. Por ejemplo, si se elabora una crónica, será necesario escribir el texto relatando los hechos según el orden temporal en que ocurrieron.

Es importante saber que en la etapa de redacción del borrador usualmente se escriben tantos como sea necesario.

Paso 3. Revisión y corrección del escrito para entrega formal.

Este paso consiste en realizar la lectura del borrador con la finalidad de evaluarlo y juzgar si se ajusta a las características que se esperan. Esto es, verificar que el texto es coherente, tiene cohesión, que su ortografía es correcta, y se ajusta a la estructura específica del género al que pertenece. Según Martínez Montes1 (2007), es en esta etapa que se debe revisar también que las ideas no hayan quedado incompletas, o se repitan, así como determinar si es necesario o no ampliar o reducir el texto para que resulte eficaz para cumplir con su propósito.

Autoevaluación

Realiza la redacción de un cuento breve sobre el tema que tu elijas. Utiliza este formato archive para ayudarte en el proceso de planificación, y redacción del borrador y texto final. Posteriormente utiliza esta lista de cotejo class para revisar y corregir tu cuento de ser necesario.

Referencia:

1. Martínez Montes, G. T. (2007). La evaluación de la escritura. En M. Y. Gracida y G. T. Martínez (Coords.), El quehacer de la escritura. Propuesta didáctica para la enseñanza de redacción en el ámbito universitario ] (221-260). Ciudad de México, México: Universidad Nacional Autónoma de México.

menu